domingo, 26 de julio de 2015

PALABRA 2



Te recibimos con lágrimas de felicidad y de dolor. Llenaste un espacio y ocupaste tu sitio repartiendo talento y amor. Creaste unos lazos que ella rompió.

Se acabó. Se fueron sueños inacabados y otros tantos realizados. La adrenalina, los porqués, el brillo en tus ojos…ahora ya no están. Otra te tomó en sus brazos, aspiró tu alma y nos dejó tu cuerpo...ya para qué. Vuelves al polvo. Elixir a la tierra. No siento alegría por haberte conocido; está oculta por la grieta que se produjo en mi alma al verte partir.

Aceptaste la cláusula más dolorosa del contrato de la vida y ahora te toca cumplir.

Vivirás en los recuerdos, en cada lágrima y en cada sonrisa que asome cuando te piensen. Y cuando se marchen los que te añoran Ella habrá ganado. Siempre gana.

lunes, 20 de julio de 2015

PALABRA 1

Y de pronto un día todo cambió. El sol, la luna y el mar dejaron de importar. La mirada fija en un punto lleno de alma. Retrocediste un millón de pasos y no te importó encontrarte en el origen. Volviste a preguntarte cómo vuelan los pájaros y por qué existen las pesadillas.
Ahora quieres ser mejor persona porque esa manita agarra la tuya para caminar, porque esa lágrima busca tu consuelo y porque quieres que su risa resuene para siempre en tus oídos. O en sus oídos. O en la Tierra.


Volará como esos pájaros sobre los que preguntaba y tú sentirás el orgullo de verle mirar el sol, la luna y el mar.

Prólogo


Innombrables son esas palabras que se definen de forma exacta y diferente según la percepción subjetiva. A veces evitamos hablar de ellas y a veces nos obsesionamos con alguna. Detrás están nuestros miedos, nuestras vergüenzas, nuestro sentimiento en estado puro que nos hace vulnerables. Quizás estas pseudo-adivinanzas tengan una solución diferente para ti que para mi. Te invito a que te quites la coraza y reflexiones sobre ellas y pienses y después, quizás… ¿las nombres?